¿Por qué regalar un patinete eléctrico?

person Publicado por: Toni Marín list En: Category 1 En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 967

¿Por qué regalar un patinete eléctrico?

 Cuatro motivos que te convencerán para regalar un patinete eléctrico

 

Si la curva de rendimiento del consumo más desmedido alcanza los topes en algún momento del año, el ciclo que va desde el ocaso del otoño y amanecer del inverno se lleva el foco.

 

El puente comercial que arranca con el Black Friday, que prosigue con el Ciber Monday y concurre en las fiestas navideñas, el consumidor medio ve bajar su cuenta corriente al ritmo que llena de su casa de regalos y enseres para él mismo o terceros.

 

En esta época de generosidad sin parangón, el patinete eléctrico es una de las estrellas del mercado. No han sido pocas las ofertas del Black Friday con descuentos indecentes, donde no se les ve el margen por sitio alguno, del 50% de patinetes eléctricos.

 

Aunque leemos algunos artículos que hablan con cautela a la hora de comprar un patinete eléctrico en tan suculentas rebajas, lo cierto es que la omnipresencia de estos en ofertas, escaparates y por la calle van y vienen le han convertido en objeto de deseo y necesidad, ha pasado de ser algo exótico a paisaje habitual.

 

De esta guisa, entonces, patinete eléctrico es un excelente regalo para este periodo, un elemento que facilita la vida, permite flexibilidad y ahora tiempo. Es un tres o un cuatro en uno.

 

Por todo ello queremos daros cuatro motivos que convencen a cualquiera sobre un patinete eléctrico y su compra:

 

Compañero inseparable: quienes lo han probado lo tienen como elemento propio y rutinario. Es un elemento de transporte que ahorra mucho tiempo, incluso más que las motos, que tienen que ir, sí o sí, por la calzada y por tanto ceñirse a ella y sus reglas.

El patinete eléctrico permite alternar vías y superficies e incluso ir por aceras, cuando éstas no están concurridas.

Esa docilidad se traduce en tiempo, tiempo que estos días es oro: permite salir más justo de casa, llegar a los sitios con la antelación justa…

 

Trasporte muy cómodo: aunque algunos pesan lo suyo, y subir y bajar escaleras puede ser un poco engorro, lo cierto es que el patinete eléctrico medio se mueve con facilidad porque su peso cada vez es más reducido.

Las ciudades además mejoran accesos, son más cómodas, menos aristadas con escalones y desniveles. En esa carrera el patinete eléctrico va en el carro.

 

Transporte sostenible: paradójicamente, estos días de frenesí consumista conviven con noticias constantes sobre el cambio climático y sus efectos. Lo cierto es que en ciudades atascadas de tráfico y atufadas de polución, la entrada de un patinete eléctrico en escena saca coches de la calzada, eso es una realidad que con el tiempo se hará tangible.

Además, el patinete eléctrico surge en un momento que las ciudades tienen mejores infraestructuras para moverse, algunas como los carriles bici son buenas vías para convivir con otras personas que han decidido moverse de forma más saludable por su ciudad.

No es raro ver patinetes apostados en semáforos, entre ciclistas urbanos u otros medios de movilidad que al menos no contribuye a enrarecer aún más el ambiente.

 

Regalo útil: en tiempos donde regalar cosas es a veces un laberinto un patinete eléctrico es un regalo útil y es muy sencillo justificarlo, sólo mirar los argumentos anteriores sirve para justificar ponerle un lacito y dar una sorpresa a alguien muy especial.

Etiquetas: patinete regalo

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre